Una cuestión de reconocimiento

Una cuestión de reconocimiento

por Alejandro Parra de ACOOC

For English, click here

Mariopremio

Mario (tercero de la derecha) con las otras personas premiadas en 2014 por el Centro Muhammad Ali

El sábado 27 de septiembre en la ciudad estadounidense de Louisville Kentucky, Mario Andrés Hurtado Cardozo, objetor de conciencia colombiano de 22 años, recibió el Premio a la Convicción otorgado por el Muhammad Ali Center. Este galardón se entrega a jóvenes menores de 30 años que se han destacado por su trabajo en defensa de la justicia social y los derechos humanos en diversos países del mundo.

Mario fue seleccionado entre numerosas nominaciones provenientes de Latinoamérica, debido principalmente a su decisión de rehusarse a ser entrenado para la guerra y trabajar por los derechos de jóvenes de sectores populares, los cuales son el principal objetivo de reclutamiento de todos los grupos armados en Colombia, incluyendo las fuerzas militares que son en el ejército que más jóvenes vinculan a la guerra en el país bajo la figura del servicio militar obligatorio.

Mario se rehusó a prestar el servicio militar; a cambio optó por trabajar desde el Hip Hop con Jóvenes de Soacha, el municipio de Colombia que más recibe población desplazada por la violencia; también acompañó las denuncias de madres que perdieron a sus hijos como consecuencia de los falsos positivos, que han dejado en el país 4200 víctimas de las cuales solo el 14% han sido reconocidas como tal y reparadas por el Estado[1]. Luego de su trabajo en Soacha, Mario se vinculó a la Acción Colectiva de Objetores y Objetoras de Conciencia, en donde actualmente trabaja como asesor jurídi

Comments are closed.