Parte del Paisaje

Dec 28, 2014 | News

For english, click here

Una reflexión pos-llegada de Julia Schutt, el miembro más nuevo del equipo de FOR Presente por la Paz en la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. 

141221 JSDespués de seis semanas como miembro del equipo de Bogotá, al fin llegué al lugar donde yo sabia que llegaría legar hace seis meses. Todo es nuevo y diferente, pero aún tengo la rara sensación de que todo me estaba esperando.

Subiendo hasta La Unión por la primera vez, yo veía tanta belleza, y sentía que había llegado a un mundo irreal… El paisaje es como el de los fondos de los computadores y calendarios colgadas en pared — ¿Qué hacía yo ahí? Es una impresión que aún queda conmigo. Cada vez que caminos en los cerros verdes a nuestro alrededor, siento que estoy caminando por encima de la foto de otra persona (tropezando en las piedras, resbalando en el barro, y suspirando a la vez). Pero sin embardo, ahí estoy. Respirando el aire, sudando en el calor, y disfrutando la brisa. Algo que hace dos semanas me parecía intangible se ha convertido en la tierra debajo de mis pies.

Después de tener un tiempito para pensarlo, estoy dándome cuenta que esta cuestión es de más que el paisaje. Aquí en la Comunidad de Paz, viviendo en La Unión, estoy habitando no solamente un mundo físicamente dramático, sino un mundo social e históricamente dramático también. Igual que los colores vibrantes del terreno, las historias aquí me parecen familiares pero ajenas. Hablando con mis vecinos siento que estoy en un libro de historia o en un reportaje de los noticieros. Después de haber estudiado el conflicto político y armado en Colombia por casi tres años, de repente estoy metida en ello. La Comunidad de Paz de San José de Apartadó ha sufrido mucho por la guerra—frecuentemente como blanco directo de una persecución estratégica—y la historia de violencia que tantas veces yo había resumido es la realidad en la cual la gente vive sus vidas enteras.

Quizás esto es parte del acompañamiento: entrar en las ilustraciones y el texto de un libro ya escrito que seguirá mucho tiempo después de tu salida. Reconciliar esa sensación surreal de haber estado implantado artificialmente en un contexto independiente con la sensación tan real de la palma de la mano de otra persona en la tuya. Es una realidad muy lejos de la mía, pero por el momento es donde vivo.