Contra el fuerte de Tolemaida

Contra el fuerte de Tolemaida

For the english version click here.

Anterior acompañante de FORPP Julia con el poeta y miembro de la comunidad Nilo, Milton S. Morales Sánchez

Desde 1954, lxs campesinxs de Mesabaja, Naranjala y La Yucala en la comunidad de Nilo (Cundinamarca) han vivido atropellos y violaciones constantes por parte de la base militar de Tolemaida. Sus tierras fueron restringidas perjudicando sus cultivos, principalmente de yuca, el río ha sido contaminado y la pesca ha practicamente desaparecido. Además desde hace dos meses una de las veredas perdió su vía de acceso vehicular porque la base lo cerró. Sin embargo, todos los dias lxs campesinxs continúan defendiendo su cultura, manteniendo vivas las prácticas que hacen parte de la vida campesina de la región. Uno de los miembros de la comunidad escribió este poema para resumir la historia reciente de las comunidades de Nilo y transmitir un mensaje de resistencia.

Contra el fuerte de Toleimaida
Poema por Milton S. Morales Sánchez

Colombia es un país hermoso, donde las leyes lo inundan por montón,
pero a pesar de todo esto, muchas veces en varios escenarios,
nos cohíben el derecho a la expresión;
por eso, compañeros y compañeras, coloquen todos mucha atención,
para que escuchen mi relato, que les traigo desde el centro de la nación.

Soy hijo del Nilo, Cundinamarca,
y con estas palabras hoy me voy a deshogar
del gran conflicto que se vive en Tolemaida,
enfrentando al fuerte militar.

Veredas de Mesabaja, Naranjala y La Yucala
con estas frases hoy les voy a relatar,
los abusos y atropellos que tenemos por parta de la fuerza militar.

Gracias a Dios y a las organizaciones,
nuestros derechos nos hacen respetar,
porque somos de cultura campesina
y de nuestro territorio no nos van a desplazar.

Como si el Ejercito fuera primero que nosotros,
nos tratan de delincuentes invasores, destruyendo cultura y saberes,
cultivos, casas, y el sustento familiar.

Reclutan jóvenes del campo y la ciudad,
para después obligarlos a los derechos humanos vulnerar;
pero yo con mi relato, al Ejercito le quiero recordar,
lo que dice la Constitución, para que se conformo el gran poder militar:
fue para defender el pueblo Colombiano
y no para que nuestros derechos fueron pisotear.

Mejor dicho, en el fuerte de Tolemaida,
no existe un comandante del que en bien se pueda hablar
porque en mi memoria nada bueno les recuerdo:
si el Ejercito a mi padre iba a matar.

Ya con esto, por el momento, quiero terminar, recogiendo todo mi relato;
compañeros y compañeras, algo quiero que ustedes logren grabar:
que mientras al campesino a la ciudad lo quieran desplazar
nuestra hermosa Colombia la paz nunca la va a lograr.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *