Nuevo informe de Acooc: “Aunque están prohibidas”

Nuevo informe de Acooc: “Aunque están prohibidas”

For the English version, click here.

“Las redadas o batidas (…) están prohibidas por la Constitución, al tratarse de medidas restrictivas de la libertad personal que carecen de autorización judicial”. A pesar de esta declaración realizada por la Corte Constitucional de Colombia en la Sentencia T-455 de 2014, la práctica de las batidas (detenciones arbitrarias con fines de reclutamiento) realizadas por miembros del Ejército Nacional sigue de manera sistemática en el país, como ACOOC (Acción Colectiva de Objetores y Objetoras de Conciencia) lo evidencia cada día en su trabajo de acompañamiento a las víctimas de esas batidas.

Informe ACOOC 2015

ACOOC acaba de publicar su informe anual sobre detenciones arbitrarias con fines de reclutamiento, en seguimiento a esta sentencia de la Corte Constitucional. Aunque están prohibidas propone un análisis de los 6 meses siguientes a la expedición de dicha sentencia, realizada el 27 de enero de 2015. Recolectaron información desde informes que recibieron, en articulación con el Proceso Distrital de Objeción de Conciencia [1] y la Secretaria de Gobierno Distrital de Bogotá (a través de llamadas, correos, reportes públicos y espontáneos).

En este informe, ACOOC recuerda que las detenciones arbitrarias con fines de reclutamiento sobrepasan la ley de reclutamiento, aprovechando de la ambigüedad del término “compeler” que no obstante ha sido aclarado a través de dos sentencias de la Corte Constitucional [2] y relativizado en su alcance, o sea que no puede llevar a una detención de jóvenes acercados por el Ejército.

Sin embargo, la práctica sigue, como lo denuncian varias organizaciones de la sociedad civil colombiana, respaldadas en eso por informes de la Organización de Naciones Unidas [3] y entidades nacionales como la Defensoría del Pueblo [4], la Corte Suprema de Justicia [5] así que por medios de comunicación [6].

A pesar de un subregistro importante, ACOOC ha podido recolectar 70 casos de detenciones arbitrarias con fines de reclutamiento entre el 27 de enero y el 27 de julio de 2015, con por lo menos 300 víctimas directas de esos operativos. Fueron realizados en Bogotá y 14 municipios a través de Colombia, pero se obtuvo mayor información en Bogotá y Soacha donde se han reportado 281 denuncias de víctimas.

Gráfico Informe ACOOC 2015Esos operativos no se dan al azar. Según el análisis de ACOOC, siguen un patrón primero temporal dado que se dan sobre todo antes y después de jornadas de reclutamiento de soldados regulares, eso con el objetivo de alcanzar cuotas de reclutamiento del distrito militar. En Bogotá se realizan en horas de mayor afluencia, principalmente cerca de las estaciones de Transmilenio y en barrios de estratos socio-económicos bajos. Además, se acompañan bastante a menudo de factores agravantes como retención de documentos de identidad y/o violencia verbal y física.

Gracias al acompañamiento de ACOOC y otras organizaciones de la sociedad civil, se pudo realizar en ese periodo la liberación de 32 jóvenes detenidos arbitrariamente. Acooc recomienda a las autoridades que actúen para que se detenga de manera efectiva esta práctica, que se investiguen los casos y que se responsabilice a los mandos de esos operativos y no sólo a los suboficiales que ejecutan las órdenes.

Pero más allá de esta misma práctica, Acooc envía un mensaje fuerte para que se reflexione sobre la construcción de la paz en Colombia, enfocada en “la construcción de una sociedad civil que privilegie el fortalecimiento de sus lazos e instituciones sociales civiles por encima del mantenimiento de un modelo de reclutamiento militar que tiende a crecer a través del desconocimiento del orden legal y constitucional.”

Para saber más, lea aquí el informe completo Aunque están prohibidas.

[1] El Proceso Distrital de Objeción de Conciencia es un espacio de articulación donde convergen diferentes organizaciones de la sociedad civil colombiana.

[2] Sentencia C-879 de 2011 y Sentencia T-455 de 2014.

[3] Dentro de esos informes se encuentran: Opinión 8 de 2008 del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas; Informe anual de 2011 de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; Informe Alterno sobre Maltrato y tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes en Colombia 2009-2014 presentado al Comité de contra la Tortura de las Naciones Unidas.

[4] Informe de 2014 llamado “Servicio Militar en Colombia: Incorporación, reclutamiento y objeción de conciencia.”

[5] En un pronunciamiento de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia de septiembre de 2015, a través de una acción de Habeas Corpus.

[6] Además de las noticias presentadas en el informe de Acooc, se pueden leer y mirar esos dos artículos acompañados de videos: bit.ly/1PhxC4F ; bit.ly/1YHp6C2 .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *