Perdón público y reconciliación: las FARC asumen responsabilidad por la masacre de La Chinita

Nilo: Communities next to Colombia’s largest military training base – Impressions from my first accompaniment

Para la versión en español haz click aqui

Written by Kati Hinman

img_20161206_114424591

Kati Hinmann on her first accompaniment, to Nilo.

Kati Hinman joined the FOR Peace Presence accompaniment team on the 2nd of December. Originally from the US, Kati has previously worked in the Dominican Republic, Bolivia, and Peru, primarily with youth. She is passionate about survivor-lead efforts to end violence, and is excited to work with FORPP and learn more about the peace process and human rights in Colombia.

img_0155

Visit of the Inspector General to Mesa Baja, Nilo.

On December 6, I traveled with Maren, our team coordinator, to accompany the field visit of the new inspector general. He is responsible for running the Committee to review compliance with the Sentence from June 2013, which stated that the community is vulnerable to violations of their fundamental rights by the military base. He had planned the visit in order to orient himself to the situation in Nilo before they hold their next meeting.


READ MORE >>>

Nilo: comunidades al lado de la base militar de entrenamiento más grande de Colombia – Impresiones de mi primer acompañamiento


READ MORE >>>

Apoyo a ASOTRACAMPO un año después del desalojo del Tamarindo

El 10 de diciembre pasado, en un paradójico Día Internacional para los Derechos Humanos, nuestrxs voluntarixs acompañaban a lxs miembros de ASOTRACAMPO en el desalojo del Espacio Humanitario El Mirador, único terreno quedando de la finca El Tamarindo en Barranquilla.

Un año después del desalojo, ASOTRACAMPO sigue en condiciones de abandono completo

A pesar de la lucha incansable de lxs miembros y el acompañamiento político realizado por FOR Peace Presence, las 62 familias de ASOTRACAMPO siguen, un año después, en condiciones de extrema vulnerabilidad, completamente olvidadas por el Estado.

Las únicas ofertas de compensación han sido efectuadas por los particulares que reclamen esta tierra, interesados por el valor que adquirió después de que fuera declarada parte de la Zona Franca Internacional del Atlántico.

Esas familias, víctimas del conflicto armado, desplazadas por la violencia y campesinos vulnerables, no han recibido ni la menor atención de las instituciones del Estado colombiano, el mismo que busca construir la paz en Colombia a partir de un acuerdo firmado con las FARC.

Para lxs miembros de ASOTRACAMPO, la paz se construye también con una restitución efectiva de las víctimas y garantías de no repetición, que no pueden competir con intereses económicos.

Apoya a lxs miembros de ASOTRACAMPO en su lucha por la dignidad firmando esta carta de preocupación dirigida a entidades del Estado colombiano hasta el 10 de enero de 2017.


READ MORE >>>

Perdón público y reconciliación: las FARC asumen responsabilidad por la masacre de La Chinita

For the English version, click here.

escrito por Tom Power, acompañante de FOR-PP quien estuvo presente durante el evento en Septiembre. El artículo fue publicado también por Global Voices.

La gente se puso en las puntas de los pies, levantándose para poder ver a los famosos líderes de la guerrilla de las FARC, Ivan Marquez y Pastor Alape, cuando caminaron hacia el escenario. El 30 de septiembre pasado, llegaron al Golfo de Urabá para participar en un acto público de reconocimiento y perdón, a petición de la Asociación de Víctimas del Municipio de Apartadó en la mesa de negociación de La Habana. Con la presencia de más de 500 personas, los familiares de las 35 víctimas de la masacre de La Chinita estaban sentados en la primera fila, vestidos con camiseta diciendo “Sí Perdonamos”, esperando ansiosamente lo que Ivan Marquez tenía que decir.

Como organización, como colectivo, reconocemos que muchas buenas personas no fueron capaces de alcanzar sus sueños (…) los muertos de La Chinita también son nuestros muertos,“ dijo Ivan Marquez en su intervención. “Nosotros queremos restablecer una relación. La paz está en el corazón, vamos a construir un futuro con esperanza. Vamos a luchar por los derechos, por el cambio y por la transformación.”

La Chinita, hoy conocido como el Barrio Obrero, con una población de aproximadamente 35.000 habitantes, es un barrio de la clase trabajadora de Apartadó. Al principio de los 90s, obreros de las fincas bananeras locales empezaron a asentarse ahí al lado de excombatientes de la recién desmovilizada guerrilla del EPL (Ejército Popular de Liberación) quienes buscaban reintegrarse en la sociedad civil. La Chinita les ofreció esa posibilidad.
READ MORE >>>